Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Yadier Molina culminó su primera temporada como dirigente de los Navegantes.
Yadier Molina culminó su primera temporada como dirigente de los Navegantes. (Instagram / Yadier Molina)

La primera experiencia del puertorriqueño Yadier Molina como dirigente profesional concluyó el sábado, luego que sus Navegantes del Magallanes quedaran eliminados en la fase de todos contra todos en Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

Los Navegantes cayeron por 1-0 ante los Cardenales de Lara en la jornada sabatina, para terminar el round robin en la cuarta posición con marca de 7-9. Magallanes fue superado por los Leones de Caracas (10-6), Tiburones de La Guaira (9-7) y los Cardenales (8-8). Los primeros dos equipos clasificaban a la final. Magallanes era el campeón defensor del béisbol venezolano.

Tras el partido, Molina ofreció una conferencia de prensa con un tono de decepción, pero también agradecido por la experiencia. Molina saltó a la posición de dirigente apenas unos meses luego que terminara su legendaria carrera como receptor de los Cardinals de San Luis en las Grandes Ligas, una que se extendió por 19 temporadas.

“Agradecido por la experiencia. Una experiencia obviamente súperbuena, me la disfruté mucho”, comentó Molina. “Batallamos fuerte, pero no se nos dio. No fue el año de nosotros. Me hubiese gustado seguir pa’lante y llegar a la final, pero no se nos dio. Dios sabe lo que hace y de verdad bien contento con la experiencia”.

La experiencia de Molina en Venezuela fue toda una montaña rusa. Terminó la temporada regular con marca de 29-27 y en la cuarta posición. Estuvo involucrado en algunos encontronazos en el terreno, y uno de ellos le ganó una suspensión de dos juegos. Arrancó la fase de round robin con marca de 3-5, pero luego pudo enderezar la nave para incluso llegar a ocupar el segundo puesto antes de finalmente quedar fuera.

“Buena liga, de verdad me encantó venir aquí“, comentó Molina. “Hice buenas amistades aquí, muchos contactos. Me disfruté el béisbol. La calidad es muy buena, habían muchos equipos muy buenos. Nos dieron buenas batallas y nosotros a ellos”, añadió.

Molina, de igual manera, agradeció a sus jugadores por recibirlo a pesar de su inexperiencia como dirigente. Además, dejó la puerta abierta para un posible regreso a la próxima campaña invernal.

“Es mi primera vez como mánager y ellos me recibieron bien. Sabían que vamos a cometer errores, me aceptaron eso, y de verdad fuimos una gran familia. Como en todas las familias, hay situaciones que no son tan buenas”, expresó.

Lo próximo: el Clásico Mundial

La mira de Molina ahora pasará al Clásico Mundial de Béisbol, donde fungirá como dirigente del equipo de Puerto Rico. Será su primera experiencia en las riendas del Equipo Nacional adulto, pues ya había dirigido en un Premundial Sub-23 en el 2017 mientras aún era receptor de los Cardinals.

Luego del Clásico, Molina adelantó que se tomará un tiempo de descanso y que igualmente quisiera trabajar directamente con su equipo de pequeñas ligas en la isla, los Guapos de Kuilan.

“Tengo ese compromiso con Puerto Rico en el WBC y luego quiero cogerme un tiempito con mis hijos . Tengo una organización allá (en Puerto Rico) de cinco a 18 años y me gustaría meterme al parque con ellos”, subrayó.

Puerto Rico inicia el Clásico Mundial el 11 de marzo ante Nicaragua. Los boricuas vienen de alcanzar el subcampeonato en las pasadas dos ediciones, 2013 y 2017, ambas con Edwin Rodríguez como dirigente.

💬Ver comentarios