PRESENTADO POR
Departamento de Desarrollo Económico y Comercio
Se adhiere a los criterios de The Trust Project
FeCC: acceso gratuito a las herramientas esenciales para hacer negocios con el gobierno federal

El Centro de Contratación Federal de Puerto Rico abre las posibilidades de que las empresas exploren nuevos mercados para ofrecer sus productos y servicios

14 de mayo de 2024 - 12:00 AM

El FeCC es un programa que surge de un acuerdo colaborativo entre el Departamento de la Defensa de los Estados Unidos y el DDEC. (BrandStudio)

El Centro de Contratación Federal de Puerto Rico (Federal Contracting Center, FeCC) es una división del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico (DDEC), enfocada en ayudar a las empresas locales a venderles sus bienes y servicios al gobierno federal. Tiene la misión de posicionar proactivamente a las empresas en el mercado del gobierno federal y ayudar y conectar a las empresas con contratos federales.

“El FeCC es un programa que surge de un acuerdo colaborativo entre el Departamento de la Defensa de los Estados Unidos y el DDEC. Su objetivo es colaborar para que cualquier compañía establecida en la isla que esté interesada en expandir su mercado hacia el gobierno federal pueda hacerlo”, aseguró Pedro Acevedo, gerente del programa.

“Nuestra función es ayudar a las empresas a identificar esas oportunidades, no solo en el Departamento de la Defensa, sino también en cualquier otra agencia federal dentro y fuera de Puerto Rico, y dondequiera que alguna agencia federal tenga presencia”, destacó Acevedo.

El gerente resaltó que el FeCC ofrece servicios en tres renglones: consejería a empresarios, asistencia individualizada y capacitación y subrayó que cada caso se analiza de manera individual. Este análisis integral abarca un plan de acción junto con el empresario, que incluye diversos componentes que se detallan a continuación.

El primero es ayudar a la persona a identificar si el mercado federal es el correcto para su negocio. “Eso es lo más importante y lo hacemos a través de un estudio de mercado relativamente sencillo que toma de media hora a 45 minutos”, afirmó Acevedo, al resaltar que una de las ventajas de hacer negocios con el gobierno federal es que este cuenta con un alto nivel de transparencia, gracias a la disponibilidad pública de la información de compra de las agencias. “De ahí, la compañía puede ver las oportunidades disponibles y cuán competitiva puede ser”, destacó.

En segundo lugar, está realizar el registro de licitador para venderle al gobierno federal (SAM). “Ese registro es lo único que se requiere para competir por contratos”, explicó Acevedo, quien agregó que, todas las semanas, el FeCC ofrece laboratorios virtuales para guiar a los participantes sobre cómo realizar el registro. “Todo esto es libre de costo y, una vez se obtiene el registro, solo hay que renovarlo una vez al año, o actualizarlo, de ser necesario”, advirtió.

En tercer lugar, se ayuda al empresario a identificar y solicitar las certificaciones federales. “A través de este servicio, se busca la oportunidad de que la compañía obtenga todo lo que la pueda hacer más competitiva. Es importante que pueda cumplir con todos los requisitos del gobierno y que sea competitiva en precio. Las diversas certificaciones proveen un elemento diferenciador que puede redundar en posibles ventajas a la hora de obtenercontratos federales”, dijo Acevedo.

Entre estas certificaciones otorgadas a pequeños negocios por la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA, en inglés) y otras entidades autorizadas se incluyen: la Certificación 8(a) para Pequeñas Empresas y la Certificación de empresa HUBZone, además de las certificaciones a empresas propiedad de mujeres, empresas propiedad de minorías y de veteranos, y pequeñas empresas en desventaja.

Según detalló Acevedo, a las agencias compradoras federales se les requiere cumplir con porcentajes de compras en los renglones de estas certificaciones, lo que supone miles de millones de dólares disponibles en posibles contratos para las pequeñas y medianas empresas.

Aunque el gerente del FeCC enfatizó que guían a los empresarios para gestionar estas certificaciones, destacó que “no hacemos el trabajo por la persona; eso es responsabilidad de cada empresario. Sí vamos paso a paso, página por página, blanco por blanco, asegurándonos de que llenan todo como deben llenarlo y que recopilan todos los documentos necesarios. Para estas certificaciones, aunque son relativamente sencillas, tenemos varias reuniones hasta que la persona está lista para someterlas”.

Una vez se someten, el FeCC ayuda a sus clientes a crear un perfil para que, cada vez que se publica una subasta u oportunidad de contrato, automáticamente les llegue por correo electrónico.

El servicio del FeCC continúa cuando el empresario recibe una invitación de subasta y se prepara para tomar la decisión de si cotiza o no. “No necesariamente la persona debe cotizar todas las subastas que recibe. No se le dice al cliente qué hacer, sino que le exponen los elementos que debe tomar en consideración para cotizar y si ese es el momento correcto para hacerlo”.

“Si la persona quiere cotizar y está preparada, le ayudamos en el proceso para preparar la propuesta de la subasta, excepto en el precio”, indicó, al señalar que este aspecto no entra dentro de las labores del FeCC, pues honran la relación confidencial con cada uno de sus clientes. “Evitamos que haya una percepción equivocada porque podríamos estar ayudando a varias compañías con la misma subasta, así que no entramos más allá de decirles que se aseguren de que están tomando en consideración todos los posibles factores que pudieran afectar su cotización por diferentes especificaciones”. También se brinda capacitación y adiestramiento para licitar con el gobierno federal.

El FeCC ofrece de 30 a 40 talleres de capacitación en el año en las distintas áreas de contratación federal. La gran mayoría son de forma virtual e incluyen temas que van desde qué sucede cuando la persona gana un contrato federal hasta cómo someter las facturas a las distintas agencias federales. Asimismo, ayuda en la parte de mercadeo y facilita la comunicación con las agencias cuando es necesario.

“Estamos muy involucrados en el mercadeo de Puerto Rico con las agencias federales para desarrollar diferentes programas que puedan beneficiar directamente a la isla, reconociendo las realidades de Puerto Rico como nuestra ubicación geográfica, lo que dificultad estar en comunicación constante con las oficinas de compra federal fuera de Puerto Rico; y ciertas barreras con el lenguaje”, apuntó.

El funcionario resaltó las diversas oportunidades que empresas pequeñas y medianas en la isla tienen disponibles para hacer negocios con el gobierno federal, e hizo un llamado a la acción. “Por ejemplo, Fort Buchanan es una pequeña ciudad en la que hace falta de todo. Si lo vemos desde ese punto de vista, puede haber muchísimos contratos para electricidad, plomería, construcción, mantenimiento y otras áreas. El único requisito es tener hambre de echar para adelante; hambre por identificar nuevas oportunidades. Luego de eso, lo demás es fácil: que sea un negocio que esté cumpliendo con los requisitos, que tenga deseo de explorar y darse la oportunidad de conocer si este mercado es o no para ellos. Si lo es, simplemente hay que dedicarle tiempo, así que los empresarios se tienen que organizar, realizar un plan de trabajo con el FeCC y tener la disciplina para mantener ese plan de trabajo, que hacemos en conjunto”, finalizó.

Para información, accede a: https://federalcontracting.ddec.pr.gov/services, escribe a: fecc@ddec.pr.gov o llama al 787-758-4747, ext. 3181.

Autorizado por la Oficina del Contralor Electoral OCE-SA-2024-06800

BrandStudio
Este contenido fue redactado y/o producido por el equipo de GFR Media.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: