Silverio Pérez
💬

Puerto Rico me asombra

El día que deje de asombrarme sabré que he comenzado a morir. El asombro es tan importante que Platón decía que es la disposición primera del conocimiento pues antecede al deseo de conocimiento y también lo posibilita. En términos menos filosóficos es simplemente nuestra capacidad de sorprendernos, con lo maravilloso y con lo terrible. Es quitarnos la capa de la indiferencia que nos convierte en lejanos espectadores de la vida.

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 27 de septiembre de 2022

Después de Fiona, ¡se acabó la resiliencia!

Los tres gobernantes de Puerto Rico en los pasados cinco años apostaron a que la resiliencia del pueblo sea sinónimo de aguantar y tolerar la irresponsabilidad, mediocridad y desvergüenza de sus actos, escribe Silverio Pérez

martes, 13 de septiembre de 2022

Un lustro que nos ilustra

Nuestro pueblo, aunque no con la rapidez que muchos quisiéramos, ha ido aprendiendo sus lecciones. La dramática baja en participación electoral y en apoyo a los dos partidos tradicionales en las pasadas elecciones es demostrativo de ello, señala Silverio Pérez

martes, 23 de agosto de 2022

Pedro Pierluisi, el Conejo Bueno

Proyecta la imagen de un Conejo Bueno y, con cara de yo no fui, escucha con pasmosa pasividad cuando se le plantean asuntos que ya ni siquiera son de urgencia, pues escalaron a la categoría de emergencia, escribe Silverio Pérez

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: