Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Natalia Valentín (al centro) entiende que el fallo de la FPV fue acertado porque la decisión de no presentarse a jugar no fue tomada por ellas, sino por su patrono.
Natalia Valentín (al centro) entiende que el fallo de la FPV fue acertado porque la decisión de no presentarse a jugar no fue tomada por ellas, sino por su patrono. (Sanjuaneras de la Capital)

La decisión de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) de levantarles a las jugadoras y al cuerpo técnico de las Sanjuaneras de la Capital las sanciones que les impusieron por la incomparecencia al primer juego de la serie final femenina ha supuesto un alivio para la estelar jugadora Natalia Valentín y el veterano técnico José Mieles, quienes estaban en peligro de no poder participar de eventos federativos durante un año.

💬Ver comentarios