Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Gerard Piqué celebra su gol de cabeza contra el Sevilla.
Gerard Piqué celebra su gol de cabeza contra el Sevilla. (Joan Monfort)

Madrid — El Barcelona liberó parte de la presión que lo ha asfixiado en fechas recientes, al borrar una desventaja, obligar a la prórroga y vencer 3-0 al Sevilla el miércoles, para avanzar a la final de la Copa del Rey por novena ocasión en 11 temporadas.

💬Ver comentarios