Dr. Jorge Martínez Trabal, cirujano vascular del Centro Médico Episcopal San Lucas
Dr. Jorge Martínez Trabal, cirujano vascular del Centro Médico Episcopal San Lucas (BrandStudio)

¿Pasas muchas horas de pie o sentado en tu trabajo? ¿Has notado venas brotadas en tus piernas y eso te provoca hinchazón o dolor? Si la respuesta a las preguntas es sí, probablemente padeces de hipertensión venosa y venas varicosas.

Aunque para algunas personas las venas varicosas son un asunto estético, para otras es un serio problema de salud. Esta condición se manifiesta usualmente en las venas superficiales de las piernas, explicó el doctor Jorge Martínez Trabal, cirujano vascular del Centro Médico Episcopal San Lucas.

Causas y síntomas

Martínez Trabal indicó que las causas que originan las venas varicosas son tanto hereditarias como debidas a la ocupación que realiza la persona. Mayormente la padecen quienes están mucho tiempo de pie o sentados.

“Un guardia de seguridad o un técnico de sala de operaciones, puede desarrollar la condición al estar mucho tiempo en una posición, pues el daño ocurre a través del tiempo. Mantener la presión de esas posiciones por muchos años eventualmente termina en pesadez y cansancio, que son los primeros síntomas. Ya cuando el paciente siente hinchazón o dolor, la enfermedad está más avanzada. Los últimos síntomas son cambios en la piel: les da dermatitis y se les oscurece el área de los tobillos”, mencionó el cirujano vascular.

El galeno detalló que esta condición tiene varios tratamientos. En una etapa inicial, se recurre a medicamentos para atender los síntomas –hinchazón y dolor– y medias de compresión para detener el progreso de la enfermedad. “Es bien importante que los pacientes usen las medias porque obligan a la sangre a moverse en la dirección correcta y eso disminuye la presión”, señaló.

Una de las recomendaciones para disminuir el riesgo de padecer esta condición, dijo el especialista, es caminar una hora todos los días.

En una etapa más avanzada están los tratamientos quirúrgicos, como la ablación con láser, radiofrecuencia o pegamento. En el Centro Médico Episcopal San Lucas se realizan los tres procedimientos.

“Tenemos todas las tecnologías disponibles para tratar patologías venosas. Somos el único hospital con la tecnología de ultrasonido intravascular, que nos permite hacer una radiología para determinar exactamente dónde está la obstrucción. Si hay que ponerle una malla en la vena, sabemos el tamaño correcto de la malla. En fin, permite hacer un tratamiento más certero”, agregó Martínez Trabal.

Para más información acerca del tratamiento con estas tecnologías, puede llamar al 787-844-2080 o a la oficina del doctor para una cita 787-651-1429.

💬Ver comentarios