Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
La prueba de detección del cáncer de pulmón se recomienda solo a los adultos que tienen un riesgo alto de tener la enfermedad debido a sus antecedentes de tabaquismo y a la edad.
La prueba de detección del cáncer de pulmón se recomienda solo a los adultos que tienen un riesgo alto de tener la enfermedad debido a sus antecedentes de tabaquismo y a la edad. (Shutterstock)

El cáncer pulmonar es el tipo de cáncer más mortífero, tanto para hombres como para mujeres. Cada año, mueren más personas de cáncer en el pulmón que de cáncer de mama, de colon y de próstata combinados, indica MedlinePlus, el servicio informativo de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, parte de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

A tales efectos, y como parte del Mes de la Concienciación del Cáncer del Pulmón, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), informan sobre las medidas preventivas que pueden ayudarte a reducir tu riesgo.

No fumes

Lo más importante que puedes hacer para prevenir el cáncer de pulmón es no empezar a fumar o, si ya fumas, dejar de hacerlo.

El tabaquismo puede causar cáncer y luego impedir que tu cuerpo lo combata. Aproximadamente, 9 de cada 10 casos de cáncer de pulmón son causados por fumar cigarrillos.

Los tratamientos para el cáncer de pulmón están mejorando, pero esta enfermedad todavía mata más hombres y mujeres que cualquier otro tipo de cáncer.

Para recibir ayuda, visita espanol.smokefree.gov, llama al 1-855-DÉJELO-YA (335-3569) o manda el mensaje “LIBRE” al 47848. ¡Nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo!

Evita el humo de segunda mano

El humo del cigarrillo, los puros o las pipas que fuman otras personas se llama humo secundario.

El humo de segunda mano causa cáncer de pulmón en adultos que nunca han fumado. Las personas no fumadoras que están expuestas al humo de segunda mano, ya sea en la casa o en el trabajo, aumentan su riesgo de tener cáncer de pulmón en un 20 a 30%.

Realiza pruebas para detectar radón en tu casa

El radón es un gas que no tiene olor, sabor ni se puede ver. Se forma naturalmente en las rocas y la tierra, y se puede disolver en el agua subterránea.

Se cree que el radón es la segunda causa principal del cáncer de pulmón en Estados Unidos; se le atribuyen más de 20,000 muertes anuales.

Las personas pueden estar expuestas al radón principalmente cuando lo respiran en el aire que entra por las grietas y los orificios en los cimientos de los edificios y las casas. Una de cada 15 casas tiene un alto nivel de radón. Hacer pruebas en tu casa es la única forma de saber si tienes un problema de radón. Y si lo tienes, puedes solucionarlo.

¿Es la prueba de detección del cáncer de pulmón apropiada para ti?

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos recomienda las pruebas de detección del cáncer de pulmón de manera anual con tomografía computadorizada (TC) con dosis bajas a las siguientes personas:

  • aquellas con un antecedente de consumo de cigarrillo de 20 años-paquete,
  • y que fuman ahora o han abandonado el hábito en los últimos 15 años,
  • y tienen entre 50 y 80 años de edad.

Un año-paquete es fumar como promedio un paquete de cigarrillos al día durante un año. Por ejemplo, una persona puede tener un antecedente de 20 años-paquete por fumar un paquete al día durante 20 años o dos paquetes al día durante 10 años.

Las pruebas de detección del cáncer de pulmón tienen riesgos. Es por esto que la prueba de detección del cáncer de pulmón se recomienda solo a los adultos que tienen un riesgo alto de tener la enfermedad debido a sus antecedentes de tabaquismo y a la edad.

Si estás pensando en hacerte la prueba de detección, aprende más y habla con tu médico. La prueba de detección del cáncer de pulmón no debe usarse como un sustituto de dejar de fumar.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de pulmón?

Los síntomas de cáncer de pulmón pueden ser distintos en cada persona. Algunas personas tienen síntomas respiratorios o relacionados con los pulmones. En otras, el cáncer de pulmón puede haberse diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis) y causar síntomas específicos en la parte afectada. Hay personas que solo presentan malestar general. En la mayoría de los casos, el cáncer de pulmón no produce síntomas en las personas sino hasta que está avanzado. Los síntomas del cáncer de pulmón pueden ser:

  • Tos persistente o que empeora
  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancias
  • Tos con sangre
  • Sensación de cansancio todo el tiempo
  • Pérdida de peso sin causa conocida

El cáncer de pulmón puede presentarse acompañado de otros cambios, como crisis repetidas de neumonía e inflamación o agrandamiento de los ganglios en el interior del pecho en el área ubicada entre los pulmones.

Estos síntomas también pueden aparecer con otras enfermedades. Las personas que tienen síntomas deben consultar a su médico para que pueda determinar la causa.

Fuentes: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y MedlinePlus.

💬Ver comentarios