Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Con todos los adelantos en los tratamientos antirretrovirales, una persona que da positivo a una prueba de VIH no debe sentirse abrumada, a pesar del estigma que todavía se vincula con esta condición crónica tratable.
Con todos los adelantos en los tratamientos antirretrovirales, una persona que da positivo a una prueba de VIH no debe sentirse abrumada, a pesar del estigma que todavía se vincula con esta condición crónica tratable. (Shutterstock)

Para esta época, siempre se promueven diversas opciones para que las personas puedan hacerse la prueba para detectar su estatus de VIH, es decir, si han adquirido o no esta condición crónica tratable.

De acuerdo con las guías de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), toda persona que haya estado sexualmente activa deberá hacerse la prueba para la detección del VIH por lo menos una vez al año.

A juicio de la doctora Vilmary Sierra Rosa, presidenta de la Asociación de Médicos Tratantes de VIH de Puerto Rico (HIVTMD), al hacer esto, la persona tendrá más conciencia y control de su salud física y mental.

“Si tu médico de cabecera no te la ofrece, pídela. Es una prueba de cernimiento como cualquier otra y debe ser incluida dentro de tu panel anual [de pruebas de laboratorio]”, señaló la experta en el tratamiento de esta condición desde hace tres lustros.

Sierra explicó que hay dos vertientes de tratamiento: uno es el de inicio rápido, en el cual el mismo día, si estás preparado, inicias con tus medicamentos, mientras se realizan las pruebas de cernimiento para ofrecerte ayuda tanto clínica como de apoyo, para mantener una vida saludable.

“Claro, para esto, debes estar de acuerdo en cómo será este tratamiento”, apuntó Sierra, al aclarar que esta práctica de reflexión del participante sobre si quiere o no entrar en tratamiento “no es común en Puerto Rico, porque, una vez que se hace la prueba a un participante y, resulta positivo, de inmediato se le ofrece el tratamiento y entra en cuidado clínico”.

Lo que sí es común, señaló la doctora, es ofrecer una orientación al participante que ha dado positivo a la prueba, enfatizada en que debe responsabilizarse por su salud y tomar su terapia todos los días, para que conserve o aumente su nivel de CD4 –que refuerzan su sistema inmune— y llegue al estado ideal de “indetectable”; es decir, que su carga viral es tan baja que no presenta riesgo de compartir el virus aún sin utilizar barreras de protección.

“Ese paciente se debe conectar a tratamiento dentro de los primeros 30 días de conocer su diagnóstico, para que sienta la seguridad de que su condición es manejable”, afirmó la doctora.

Con todos los adelantos en los tratamientos antirretrovirales, una persona que da positivo a una prueba de VIH no debe sentirse abrumada, a pesar del estigma que todavía se vincula con esta condición crónica tratable.

“Un [resultado] positivo no representa el final de la vida, sino el principio de una nueva etapa, en la que, posiblemente, tendrá que realizar ajustes, pero contará con apoyo y cuidado médico en todo momento”, finalizó Sierra.

¿Qué significa un diagnóstico de infección por el VIH?

  • Si recibes un diagnóstico de infección por el VIH, significa que tienes el VIH.
  • A diferencia de lo que ocurre con algunos otros virus, el cuerpo no puede eliminar el VIH completamente. Sin embargo, con la atención médica adecuada, se puede controlar. Las personas con infección por el VIH que reciben tratamiento eficaz pueden tener una vida larga y saludable, y proteger a sus parejas.

Tómate un tiempopara procesar la noticia

  • Recibir un diagnóstico de infección por el VIH es algo que puede cambiarte la vida. Podrías sentir muchas emociones, como tristeza, desesperanza o enojo.
  • Obtén más información sobre lo que significa un resultado positivo de VIH. Busca atención médica.
  • Comienza el tratamiento lo antes posible después del diagnóstico. Los medicamentos pueden reducir la carga viral a niveles muy bajos (supresión viral). La supresión viral se define como tener menos de 200 copias de VIH por mililitro de sangre. Los medicamentos también pueden reducir la carga viral a niveles tan bajos que las pruebas no la pueden detectar (carga viral indetectable).

Lograr y mantener una carga viral indetectable (o mantenerse en supresión viral) es lo mejor que puedes hacer para mantenerte sano. Tener una carga viral indetectable también ayuda a prevenir la transmisión del virus a otras personas. De hecho, si tu carga viral es indetectable, no tienes efectivamente ningún riesgo de transmitir el VIH a una pareja VIH negativa a través de las relaciones sexuales. La mayoría de las personas logran tener el virus bajo control dentro de un plazo de seis meses.

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés)

💬Ver comentarios