Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

A raíz de los asesinatos de Keishla Marlen Rodríguez y Andrea Ruiz Costas, se ordenaron una  serie de ajustes que implicaron cambios inmediatos en los procesos a los que se enfrenta la víctima, ya sea a nivel investigativo o judicial.
A raíz de los asesinatos de Keishla Marlen Rodríguez y Andrea Ruiz Costas, se ordenaron una serie de ajustes que implicaron cambios inmediatos en los procesos a los que se enfrenta la víctima, ya sea a nivel investigativo o judicial. (Ramón "Tonito" Zayas)

Los asesinatos de Keishla Marlen Rodríguez y Andrea Ruiz Costas no solo provocaron una ola de indignación en el país, sino que despertaron en muchas víctimas de violencia doméstica la fuerza para denunciar a sus agresores, según estadísticas del Departamento de Justicia que revelan que, entre el 29 de abril y el 26 de mayo de este año, se han radicado 511 casos por violaciones a la Ley 54, una cifra 70% mayor a la registrada durante ese período el año pasado.

💬Ver comentarios