Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Un vecino alega que no puede trabajar ni descansar por los ruidos verbales que hace Nilmarie Fernández, quien tiene 45 años de edad, pero una capacidad intelectual de un niña preescolar. La madre, Nydia Hernández, de 83 años, tendrá que responder en corte por la situación.  (tonito.zayas@gfrmedia.com)
Un vecino alega que no puede trabajar ni descansar por los ruidos verbales que hace Nilmarie Fernández, quien tiene 45 años de edad, pero una capacidad intelectual de un niña preescolar. La madre, Nydia Hernández, de 83 años, tendrá que responder en corte por la situación. (tonito.zayas@gfrmedia.com) (ELNUEVODIA.COM)

A sus 83 años, a la vida de doña Nydia Hernández no le faltan afanes.

💬Ver comentarios