Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Lady Laurentino, de 74 años, posa para una fotografía junto a la hoguera que utiliza para cocinar, al lado de la entrada a su casa en la favela Jardim Gramacho, en Río de Janeiro, Brasil.
Lady Laurentino, de 74 años, posa para una fotografía junto a la hoguera que utiliza para cocinar, al lado de la entrada a su casa en la favela Jardim Gramacho, en Río de Janeiro, Brasil. (The Associated Press)

Río de Janeiro, Brasil — Es algo que los brasileños rara vez habían visto en un cuarto de siglo, y la última vez que ocurrió, en 2016, contribuyó a la caída de una presidenta: una inflación de dos dígitos.

💬Ver comentarios