Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Transeúntes con mascarilla caminan por una calle de un distrito empresaria en el centro de Beijing, China, el 12 de enero de 2023.
Transeúntes con mascarilla caminan por una calle de un distrito empresaria en el centro de Beijing, China, el 12 de enero de 2023. (The Associated Press)

Beijing — China reportó el sábado la muerte de cerca de 60,000 personas con COVID-19 desde principios de diciembre tras las quejas de que el gobierno no publicaba datos sobre la situación de la pandemia en el país.

La cifra incluyó 5,503 muertes por insuficiencia respiratoria causada por el coronavirus y otras 54,435 provocadas por otras dolencias combinadas con el COVID-19. La Comisión Nacional de Salud dijo que estos decesos se produjeron en hospitales, lo que dejó abierta la posibilidad de que hubiera más fallecimientos en viviendas particulares.

El reporte duplicaría con creces la cifra oficial de decesos por COVID-19 en China, elevándola a 10,775 frente a los 5,272 que había el 8 de enero.

El gobierno chino dejó de ofrecer datos sobre contagios y muertes por el coronavirus a principios de diciembre, después de levantar abruptamente sus estrictos controles pandémicos. La Organización Mundial de la Salud y otros gobiernos pidieron más información a Beijing ante el repunte de las infecciones.

💬Ver comentarios