Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Tras el esclarecimiento del feminicidio de Keishla Rodríguez, un nutrido grupo de personas llegó hasta el puente Teodoro Moscoso, que formó parte de la escena del crimen, para colocar ofrendas florales y reclamar justicia. Allí algunas víctimas de violencia machista narraron sus historias. En la imagen una persona muestra un cartel que muestra su indignación ante los casos de violencia de género que han sacudido a Puerto Rico.
Tras el esclarecimiento del feminicidio de Keishla Rodríguez, un nutrido grupo de personas llegó hasta el puente Teodoro Moscoso, que formó parte de la escena del crimen, para colocar ofrendas florales y reclamar justicia. Allí algunas víctimas de violencia machista narraron sus historias. En la imagen una persona muestra un cartel que muestra su indignación ante los casos de violencia de género que han sacudido a Puerto Rico. (Ramón "Tonito" Zayas)

El camino hacia la equidad, la justicia y la erradicación de la violencia machista en Puerto Rico está construido por cientos, quizás miles de pisadas.

💬Ver comentarios