Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La arquitecta Astrid Díaz diseñó una casa prefabricada de poliestireno con acero revestido de cemento y protección contra impacto de vientos y escombros, que se puede instalar en cinco días. Díaz bautizó el concepto como “La casa de Puerto Rico”.
La arquitecta Astrid Díaz diseñó una casa prefabricada de poliestireno con acero revestido de cemento y protección contra impacto de vientos y escombros, que se puede instalar en cinco días. Díaz bautizó el concepto como “La casa de Puerto Rico”. (Luis Alcalá Del Olmo)

La necesidad de vivienda que dejó el huracán María en Puerto Rico plantea un reto mayúsculo para el sector de la construcción.

💬Ver comentarios