Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Personal médico atiende a un paciente recluido en una Unidad de Cuidados Intensivos.
Un factor importante en el control de la pandemia fue la imposición de las contingencias de emergencia. (Agencia EFE)

Si las medidas para prevenir la propagación del COVID-19 hubiesen sido similares a las que, en términos generales, se establecieron en las demás jurisdicciones estadounidenses, en lugar de poco más de 2,000 muertes, se estarían contando más de 5,000 decesos en Puerto Rico, estimó el epidemiólogo retirado de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) José Becerra.

💬Ver comentarios