Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Consciente o inconscientemente, los agresores conciben a las mujeres como posesiones u objetos que les pertenecen.
Consciente o inconscientemente, los agresores conciben a las mujeres como posesiones u objetos que les pertenecen. (El Nuevo Día)

La escena recurrente es que, al inicio, los agresores en los casos de violencia de género llegan a las terapias obligados por el tribunal, como parte del proceso de desvío que les permite evitar la cárcel. No son todos, pero frecuentemente el pensamiento es que se trata de unas clases y que, una vez completadas, pueden seguir con su vida.

💬Ver comentarios