Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Un paquete de Amazon se mueve por las correas de distribución de UPS.
Alabama es un estado con leyes que no apoyan los sindicatos. (The Associated Press)

Nueva York - En cuanto Jennifer Bates deja su lugar en el almacén de Amazon en que labora, para ir a comer, el reloj empieza a correr. Tiene exactamente 30 minutos para llegar a la cafetería y regresar de su receso.

💬Ver comentarios