Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna contra el COVID-19.
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna contra el COVID-19. (The Associated Press)

Washington — La decisión del presidente Joe Biden de apoyar que las inoculaciones contra el COVID-19 queden exentas de los derechos de propiedad intelectual tuvo un objetivo mayor: transmitir el compromiso de su gobierno con el liderazgo global después de cuatro años de unilateralismo y proteccionismo con el expresidente Donald Trump.

💬Ver comentarios