Los propietarios de Cool Hope Creamery, en Condado, María José Delgado y Walter "Tichín" Santaliz. (Suministrada)

Con el verano a la vuelta de la esquina y el calor típico de la temporada, es muy normal que los consumidores opten por un helado como alternativa para aplacar las altas temperaturas que, en una isla tropical como Puerto Rico son la orden del día. Apoyados en esta realidad, María José Delgado junto a su socio Walter “Tichín” Santaliz decidieron hace cinco años probar suerte en el mundo empresarial con la apertura de la heladería Cool Hope Creamery.

💬Ver comentarios