Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Wally Castro, uno de los distribuidores de lanchas en Puerto Rico, indicó que los botes con motores fuera de borda son los que se usan mayormente para hacer turismo interno. (Alexis Cedeño)

Las restricciones a los viajes impuestas durante la pandemia de COVID-19 tuvieron el efecto de impulsar la venta de botes y lanchas en Puerto Rico, pues los consumidores los ven como una alternativa para hacer turismo interno y visitar las islas vecinas en el Caribe.

💬Ver comentarios