Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Arriba Nadja Vale, en medio de su viñedo, cultivado a modo de techo verde, sobre la casa de su fenecido padre.
Arriba Nadja Vale, en medio de su viñedo, cultivado a modo de techo verde, sobre la casa de su fenecido padre. (XAVIER GARCIA)

AGUADA.— La idea de crear un “viñedo educativo” comenzó hace 10 años en las lomas del barrio Marías, de Aguada, como un experimento del padre de Nadja Vale Seguinot, el agricultor Jorge Vale Torres, con el propósito de promover el cultivo de la uva en Puerto Rico.

💬Ver comentarios