Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El gazpacho es un clásico de la gastronomía española y uno de los mejores ejemplos de cuán ricas y nutritivas pueden ser las sopas frías.
El gazpacho es un clásico de la gastronomía española y uno de los mejores ejemplos de cuán ricas y nutritivas pueden ser las sopas frías. (Shutterstock)

Cuando se piensa en sopas frías lo que trae la memoria es el famoso gazpacho andaluz. No obstante, el panorama de la gastronomía ofrece muchas más opciones. Muchos chefs las han utilizado como fuente de inspiración para coquetear con curiosas combinaciones de sabores y de esa manera poder ofrecer, en los intenso meses de calor, un platillo ligero, sabroso, refrescante y fácil de preparar. Otra de las ventajas que proponen estas sopas es que algunas de ellas se puedes preparar con anticipación.

💬Ver comentarios