Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los objetos de trnsición, como los peluches, ayuda con la ansiedad por separación, que usualmente puede comenzar a los ocho meses y durar -dependiendo de cada niño o niña-, hasta los dos años y medio.
Los objetos de trnsición, como los peluches, ayuda con la ansiedad por separación, que usualmente puede comenzar a los ocho meses y durar -dependiendo de cada niño o niña-, hasta los dos años y medio. (Shutterstock)

El uso de objetos como mantas o sábanas y peluches no deben considerarse como un signo de debilidad ni de inseguridad en los niños y niñas que lo utilizan. Así lo plantea la Academia Americana de Pediatría (AAP), al destacar que estos forman parte del sistema de apoyo emocional que todo niño necesita durante sus primeros años.

💬Ver comentarios