Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los postres horneados como el pan, las galletas y los bizcochos, entre otras variantes, contienen una mezcla de carbohidratos refinados con proteínas; cuya combinación tiene como resultado un compuesto dañino para el colágeno de la piel.
Los postres horneados como el pan, las galletas y los bizcochos, entre otras variantes, contienen una mezcla de carbohidratos refinados con proteínas; cuya combinación tiene como resultado un compuesto dañino para el colágeno de la piel. (Shutterstock)

Existen varios hábitos que benefician la apariencia de tu piel; por ejemplo, tomar mucha agua, usar protector solar, dormir bien, desmaquillarte al final del día y consentirte con una rutina de “skin care” recomendada por un dermatólogo. Estas sencillas acciones te conservarán joven por más tiempo.

💬Ver comentarios