Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La historia de este singular ogro tiene su toque romántico con la princesa Fiona, de la que se enamora y con la que finalmente sella su final feliz.
La historia de este singular ogro tiene su toque romántico con la princesa Fiona, de la que se enamora y con la que finalmente sella su final feliz. (Agencia EFE)

Durante muchos siglos las fábulas pintaron a los ogros como seres gigantes, verdes y temibles que atemorizaban a los niños. Una visión que terminó con la llegada al cine de Shrek, el héroe con aspecto de antihéroe que con su humor conquistó y sigue conquistando al público 20 años después.

💬Ver comentarios