Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El actor confesó estar “más vulnerable y con el corazón abierto”, mientras le enseña a su hijo “el orgullo de ser puertorriqueño”.

La vida del actor puertorriqueño, Modesto Lacén, dio un giro definitivo el 23 de marzo de 2020 cuando tomó en sus brazos a su primogénito, Nicanor. Recién comenzada la pandemia, ante tanto desconocimiento sobre ese tema, su esposa –la periodista y escritora, Ana Teresa Toro- comenzó la labor de parto y, por tratarse de una cesárea, él no pudo entrar a sala de parto. Recuerda que, aunque la tensión y el miedo intentaron apoderarse de su mente, optó por mantenerse tranquilo y confiar que todo saldría bien.

💬Ver comentarios