Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Bukayo Saka (al centro) es consolado tras fallar el penal que le dio el título a Italia.
Bukayo Saka (al centro) es consolado tras fallar el penal que le dio el título a Italia. (Frank Augstein)

LONDRES.- Los tres jugadores ingleses de raza negra que fallaron sus cobros desde el punto penal en la tanda decisiva del Campeonato Europeo ante Italia fueron víctima de racismo en las redes sociales, lo que llevó a la Asociación Inglesa de Fútbol a emitir un comunicado en que condena el lenguaje utilizado en contra de los jugadores.

💬Ver comentarios