Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Integrantes del Equipo Nacional de béisbol junto a otros miembros de la delegación, posando en los Juegos Olímpicos de Seúl, ataviados con los colores de la bandera Monoestrellada.
Integrantes del Equipo Nacional de béisbol junto a otros miembros de la delegación, posando en los Juegos Olímpicos de Seúl, ataviados con los colores de la bandera Monoestrellada. (Suministrada)

El 28 de septiembre se cumplirán 33 años de la conquista de la medalla de bronce de la Selección Nacional de béisbol en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, y más que un debate entre quienes destacan la gesta y los que la ignoran —por haber sido un torneo de exhibición—, la efeméride invita esta vez a reflexionar por qué Puerto Rico no ha vuelto a ser contendor a ese nivel.

💬Ver comentarios