Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Mikal Bridges (arriba a la izquierda), de los Suns, agarra un rebote mientras sus compañeros de equipo Cameron Johnson (centro) y Deandre Ayton (derecha) observan.
Mikal Bridges (arriba a la izquierda), de los Suns, agarra un rebote mientras sus compañeros de equipo Cameron Johnson (centro) y Deandre Ayton (derecha) observan. (Ross D. Franklin)

Phoenix — Incluso en una arena repleta con 16,583 ruidosos aficionados, el armador de los Suns Cameron Payne podía sentir el silencio.

💬Ver comentarios