Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Las líneas de cruceros siguen enfrentando retos para reanudar sus operaciones en medio de la pandemia del COVID-19.
Las líneas de cruceros siguen enfrentando retos para reanudar sus operaciones en medio de la pandemia del COVID-19. (ELNUEVODIA.COM)

Cuando el pasado 30 de octubre los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) levantaron la “Orden de no navegar”, que habían impuesto desde marzo, debido a la pandemia del COVID-19, hubo júbilo de parte de muchos viajeros y en la industria turística. Por meses, los ejecutivos de las principales líneas de crucero y de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero estuvieron tratando de convencer a las autoridades de las medidas que estaban tomando para volver a navegar de forma segura y del inmenso impacto económico de la paralización de los cruceros. Pero el anuncio de los CDC, aunque representó una luz de esperanza para la reanudación de las travesías, no tendrá un efecto inmediato en los viajes de crucero, lo que se confirmó ayer, lunes, cuando las principales líneas de crucero declararon que no navegarán al menos hasta el 31 de diciembre de este año.

💬Ver comentarios