Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Residentes usan balsas inflables para navegar la crecida luego que el río Meuse se desbordó debido a fuertes aguaceros en Lieja, Bélgica, el 15 de julio del 2021.  (AP Foto/Valentin Bianchi)
Residentes usan balsas inflables para navegar la crecida luego que el río Meuse se desbordó debido a fuertes aguaceros en Lieja, Bélgica, el 15 de julio del 2021. (AP Foto/Valentin Bianchi) (Valentin Bianchi)

Bruselas - Justo cuando la Unión Europea anunciaba los planes para destinar miles de millones de euros a combatir el cambio climático, nubes enormes cubrieron Alemania y países vecinos y desataron una tormenta sin precedentes que dejó muerte y destrucción a su paso.

💬Ver comentarios