La doctora María Valentín Mari, médico internista y directora de Educación Médica Graduada San Lucas
La doctora María Valentín Mari, médico internista y directora de Educación Médica Graduada San Lucas (BrandStudio)

Cuando un estudiante termina su doctorado en medicina, llega el momento de decidir dónde realizará su residencia. En ocasiones, muchos de estos profesionales desean quedarse en su país para aportar con su experiencia y conocimientos. Este sueño se hace posible gracias a programas como el de Educación Médica Graduada del Centro Médico Episcopal San Lucas.

“Cuando, alrededor del 2000, el Centro Médico Episcopal San Lucas adquirió este hospital decidió continuar con su compromiso de mantener y expandir el programa de residencias que había comenzado en 1958. Antes teníamos cuatro especialidades y ahora tenemos siete, que son: medicina interna, pediatría, cirugía general, ginecología y obstetricia, medicina de emergencia, la subespecialidad de cardiología y residencia transicional que es cuando un médico residente está un año rotando por todas las especialidades”, mencionó la doctora María Valentín Mari, médico internista y directora de Educación Médica Graduada San Lucas.

Actualmente, con estos siete programas el hospital cuenta con una matrícula de 118 médicos residentes y anualmente gradúa 45 médicos especialistas. Asimismo, es el hospital privado con más programas de residencia en la isla.

Para Valentín Mari, la importancia de este programa reside en que Puerto Rico experimenta una alta fuga de médicos que incrementó tras el paso del huracán María y los terremotos de enero de 2020. Ante la escasez de estos profesionales, resulta vital que los hospitales privados respalden al sistema del Departamento de Salud en mantener los programas de educación médica graduada, que son los responsables en adiestrar a los futuros médicos especialistas.

“Nosotros hemos graduado más de 300 médicos y la retención es de un 50 %. Así que todos esos médicos que se han graduado de nuestro programa están trabajando en diferentes áreas de la isla”, agregó la directora.

Más programas y más profesionales

Todos los programas de Educación Médica Graduada están acreditados por la American Council for Graduate Medical Education (ACGME). Este concilio, dijo la internista, certifica estos programas académicos y se asegura que mantengan un alto nivel educativo. Por eso, la facultad y los residentes deben cumplir con una serie de obligaciones que les permite mantener una educación de excelencia.

“Tenemos la meta de seguir abriendo más programas y también aumentar la cantidad de espacios de residentes. Por ejemplo, el espacio de medicina interna era de 21 y lo subimos a 24 residentes. Así que no solo estamos tratando de aumentar los programas, sino también la cantidad de profesionales en ellos”, sostuvo la doctora.

Para más información puede llamar al 787-844-2080, extensión 6662.

💬Ver comentarios