Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Plaza de San Marcos, en El Vaticano. (Unsplash)
Plaza de San Marcos, en El Vaticano. (Unsplash)

Las razones más conocidas para viajar en crucero son el poder visitar destinos distintos, aprovechar los beneficios de un todo incluido, disfrutar de fantásticas atenciones a bordo y de exquisita comida. Pero muchos desconocen que los cruceros también ofrecen opciones para combinar las travesías con experiencias espirituales y religiosas de diversas denominaciones.

💬Ver comentarios