Los equipos electorales del resto de los partidos menos del PNP entienden que, si no se corrigen las deficiencias, especialmente en lo que respecta al voto por correo y a domicilio, los resultados de la contienda del 3 de noviembre podrían ser cuestionados. (David Villafañe Ramos)

En un lado, está la campaña del candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP) a la gobernación, Pedro Pierluisi, que no anticipa problema alguno con el voto adelantado y el escrutinio en el día de las elecciones.