Hemiciclo de la Cámara. (David Villafañe Ramos)

La Cámara de Representantes hizo público esta noche los salarios devengados durante los pasados ocho años en el cuerpo legislativo, en cumplimiento con un compromiso que el presidente del cuerpo legislativo, Carlos “Johnny” Méndez, hizo de revelar la información entre ayer y hoy.

El salario más alto es el del exrepresentante derrotado José “Nuno” López Muñoz, con $12,500 mensuales. El político se desempeña como Ayudante Ejecutivo de Méndez.

Méndez reveló la información, no por voluntad propia, sino presionado por la opinión pública y la presión ejercida por figuras como la candidata por el Precinto 3 de San Juan por el Movimiento Victoria Ciudadana (MCV), Eva Prados Rodríguez, un puñado de afiliados al Partido Popular Democrático y el portavoz de la minoría popular en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández.

Entre los salarios más altos en la Cámara figura el del administrador, Moisés Cortés Rosado, y el de Carlos E. Rivera Justiniano, director de la Oficina de Asesores de la Presidencia, ambos con $10,000 mensuales, al igual que la pastora Wilmarie Leduc Jorge, directora de la Oficina de Iniciativas Comunitarias y Bases de Fe, pero quien llegó a desempeñarse como jefa de personal del cuerpo.

Leduc Jorge es la pastora de la Iglesia A.M.E.C Casa de Alabanza, a donde también asiste Méndez.

En $9,300 mensuales se encuentra el salario de Luz D. Rivera López, directora de la oficina de Lourdes Ramos.

El ayudante de Méndez, Carlos Fajardo Verdejo, quien llegó a desempeñarse en el pasado como Sargento de Armas, gana $8,000 mensuales.

En el escalafón de $8,500 mensuales se encuentra el contador público autorizado y abogado licenciado Manuel A. Martínez Gayol, director de la oficina de Antonio Soto y de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Promesa. A la oficina de Soto también está asignada la asesora legal y exfiscal Ana Quintero, quien devenga $12,500 mensuales.

En los documentos de la Cámara se le identifica erróneamente como empleada del vicepresidente de la Cámara, José “Pichy” Torres Zamora.

También devengan $8,000 mensuales María De los Ángeles Rullán, directora de la Comisión de Reglas y Calendario y Thais Reyes, directora de la Comisión de Gobierno. Ambas son abogadas.

El Sargento de Armas, Henry Taboada, gana $7,500 mensuales y la Secretaria de la Cámara, Elizabeth Stuart, gana $8,500 mensuales.

El salario de Stuart es $1,500 mensuales menor al de su contraparte en el Senado, Manuel Torres.

El fenómeno de empleados ganando más que sus jefes se refleja en la oficina de Rafael “June” Rivera Ortega, Urayoán Hernández Alvarado, Yashira Lebrón, Jorge Navarro, Antonio Soto, Gabriel Rodríguez Aguiló y Jacqueline Rodríguez Hernández. Lo mismo ocurre en las oficinas de Pedro Julio “Pellé” Santiago y Lourdes Ramos, pero en ambos casos los legisladores cobran de pensiones.

En el caso de Hernández Alvarado, el salario divulgado por la Cámara de su ayudante, Zuleika Pagán González, es incorrecto al informarse que gana $4,700, cuando dicho salario fue ajustado a $7,000 en el verano.

Torres Zamora indicó mediante comunicación escrita que realizó ajustes de salarios a los empleados de su oficina a tono con los recortes presupuestarios. “Los salarios de mi oficina se han ajustado a la realidad y recortes presupuestarios, pues hemos sido muy juiciosos con este asunto y estamos trabajando con el personal estrictamente necesario para llevar a cabo las funciones de la Oficina del Vicepresidente de la Cámara” manifestó.

La Cámara solo cuenta con dos oficinas regionales y una está en Fajardo, que forma parte del Distrito Representativo de Méndez. Allí el salario más alto es de $5,000 mensuales para Damaris Guzmán Ramos, quien tiene el cargo el puesto de Directora. La oficina tiene seis empleados y uno de ellos, Sheila Estrada De Jesús, gana $4,700 mensuales.

Como dato curioso, el director de Protocolo y Eventos Especiales, Rafael González Irizarry, gana $5,000 mensuales, mientras que el Senado le paga $8,000 mensuales a la contratista en Protocolo, Georgia Serrano Frasquet.

El representante popular Ángel Matos aparece con un solo salario, que gana $3,500 mensuales. Las otras seis personas que trabajan para él son contratistas y el más que gana es Ángel Raúl Matos, quien devenga $3,000 como encargado de prensa y comunicaciones. El también legislador popular Jesús Manuel Ortiz tiene tres empleados y Luis Vega Ramos tiene dos.

Entre las minorías legislativas, el salario más alto es de Angel A. Negrón De León, quien gana $5,300 como director de asuntos legislativos en la oficina del representante independentista Denis Márquez. En la oficina del portavoz popular Rafael “Tatito” Hernández, el salario más alto es el de Ryan M. Hernández Pérez, quien se desempeña como director de asesores de la delegación popular completa y gana $4,675 mensuales.

Mira los documentos:

2013 - 2014

2014-2015

2015-2016

2016-2017 (parte I)

2016-2017 (parte II)
2017-2018
2019-2020