Edwin Mundo, coordinador electoral de Pedro Pierluisi.
Tres candidatos populares cuestionaron los contratos de Edwin Mundo Ríos. (Vanessa Serra Diaz)

Tres candidatos a la Legislatura por el Partido Popular Democrático (PPD) exigieron esta mañana al presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, que cancele inmediatamente los contratos de asesoría legislativa activos del exrepresentante Edwin Mundo Ríos a través de su empresa Kem Consulting.

Según los candidatos José “Pepe” Ortiz, Keyliz Méndez y Jesús Manuel Laboy, Mundo Ríos ha amasado contratos este cuatrienio que totalizan $1.5 millones y mantiene vigente un contrato de $60,000 con el representante penepé Juan Oscar Morales. Sin embargo, ni Ortiz ni Laboy se comprometieron a no otorgar contratos a candidatos derrotados de ser ellos favorecidos en las elecciones, a pesar de que recalcaron que Mundo es, precisamente, un candidato derrotado.

Tampoco presentaron evidencia de que Mundo Ríos no haya rendido las labores por las cuales ha facturado.

Ortiz aspira a la Cámara de Representantes por el Precinto 3, Laboy busca una silla en el Senado por el Distrito de San Juan y Méndez aspira a un escaño por Acumulación en la Cámara. Todos cuestionaron el beneficio para el país de los contratos de Mundo Ríos.

Según cifras ofrecidas por los populares en una conferencia de prensa, Mundo Ríos ha tenido contratos este cuatrienio por $359,000 con Méndez; $60,000 con José “Memo” González; $84,000 con José “Che” Pérez Cordero; $332,000 con Juan Oscar Morales; $257,000 con Víctor Parés; $201,000 con Yashira Lebrón; $60,000 con José Luis Rivera Guerra; $9,000 con Ángel Peña Ramírez; $32,000 con Víctor Torres; $12,000 con Néstor Alonso y $9,000 con un contrato descrito como “no disponible”.

Ortiz es el retador de Morales en el Precinto 3.

“¿En qué ha beneficiado al Precinto 3 de San Juan los contratos de Mundo por $332,000?”, dijo Ortiz en referencia a los contratos firmados por Morales y por Méndez. “Un Río Piedras en abandono, calles que parecen vertederos, calles destrozadas y un legislador ausente que mientras participaba en vistas la gente pasaba hambre”.

En el caso de Ortiz, señaló que favorece que en el próximo cuatrienio se establezca un tope salarial y que se compense a los empleados tomando como criterio su experiencia. Laboy se expresó en términos similares, argumentando que se debe tomar en consideración la preparación académica, la experiencia y las necesidades de las oficinas y que ordenaría auditorías “continuas” de su propia oficina.

Sin embargo, solo Méndez indicó que no contrataría candidatos derrotados al señalar que no le daría “premios de consolación” a candidatos derrotados.

“Se trata de que las personas tengan la capacidad de asumir la responsabilidad laboral que compete a puesto. Si está capacitado y lo puede ejercer, se puede hacer”, dijo Ortiz al referirse a la autorización de contrataciones a candidatos derrotados.

Laboy, por su parte, se limitó a indicar que el principio del mérito y la excelencia “se le tiene que devolver a la Universidad de Puerto Rico y a todas las oficinas”.

“En mi oficina, lo que hará la diferencia va a ser la experiencia, la trayectoria y qué puede aportar la persona al Precinto”, dijo.

Recciona Mundo Ríos

Mundo Ríos reaccionó a las críticas en su contra, describiéndolas como un refrito.

“Es un refrito de lo que se reporta durante todo el cuatrienio. El propio Tatito Hernández y su delegación han reconocido mi trabajo y dicen que ya quisiera el tenerme en su delegación. Ya tuvieron sus dos minutos como figura pública, después de hoy nadie se acordará para qué corren o quienes son”, dijo.