La Pontificia Universidad Católica continuará con clases a distancia. (Shutterstock)
Los estudiantes y maestros podrán tener conexión a internet gratuita o a precios reducidos para tomar y ofrecer clases a distancia. (Shutterstock)

Los estudiantes y maestros de escuelas públicas podrán reclamar, a partir de hoy, un subsidio de $400 para el pago de servicios de conexión a internet para facilitar la educación a distancia, el cual estará vigente hasta el 31 de mayo de 2021.

A dos meses del inicio del semestre escolar, la gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció que se destinarán para esto $90 millones en fondos asignados mediante la ley de estímulo económico federal para manejar la pandemia de coronavirus, mejor conocida como ley Cares.

Mensaje Especial

[En Directo] Beneficios para estudiantes y maestros del Departamento de Educación.

Posted by La Fortaleza de PR on Monday, October 19, 2020

De este modo, los estudiantes y maestros podrán tener conexión a internet gratuita o a precios reducidos para tomar y ofrecer clases a distancia.

“El logro de una educación de excelencia, en donde nuestros estudiantes tengan las mejores alternativas en esta nueva manera de educarnos ha sido una de mis prioridades. Lo he trabajado desde el principio para buscar esas herramientas que le permitan a nuestros niños y a nuestras niñas, una mejor educación en la distancia”, expresó Vázquez Garced en mediante un mensaje publicado en redes sociales

El subsidio equivale a unos $50 al mes, el cual estudiantes y maestros reclamarán ante las compañías de telecomunicaciones. Los proveedores de servicios de internet que validarán los subsidios son: Aeronet, Optico Fiber, DM Wireless, Neptuno, Claro, Urban Networks, VPnet y Liberty.

La fecha límite para solicitar esta ayuda es el 30 de noviembre.

El secretario del Departamento de Educación, Eligio Hernández Pérez, reconoció los retos que han enfrentado estudiantes, maestros, padres y encargados como parte de la educación a distancia durante la pandemia de coronavirus. Señaló que el subsidio para el acceso a internet complementa la entrega de tablets y computadoras portátiles a estudiantes y maestros, que comenzó en verano y se prevé que se complete el próximo mes.

Hasta esta tarde, Educación había recibido 139,715 dispositivos electrónicos para estudiantes, de los cuales 135,288 habían sido entregados a las escuelas. El secretario detalló que faltan por recibir unos 172,000 aparatos electrónicos.

“La prioridad ha sido la protección de la salud de los estudiantes y toda la comunidad”, sostuvo Hernández Pérez.

Para reclamar el subsidio, los padres o encargados deberán informar a las compañías proveedoras de servicio el nombre completo de estudiante, el número de Sistema de Información Estudiantil (SIE) que identifica al alumno, y su fecha de nacimiento. A los docentes se le requerirá su número de empleado, fecha de nacimiento, escuela en la que labora y los últimos cuatro dígitos del seguro social, explicó el secretario.

“Me llena de satisfacción que ningún estudiante quede rezagado por dificultad de acceso”, señaló la gobernadora.

Llegarán a toda la isla

El secretario de Educación explicó que se asignarán $400 por estudiante, por lo cual una familia con más de un niño matriculado en escuela pública podrá recibir la ayuda económica por cada uno de ellos.

“Una familia que tiene dos niños, en vez de $400 serían $800”, indicó en entrevista telefónica.

Los representantes de ventas de las compañías participantes validarían la información con una base de datos del Departamento de Hacienda para asegurar que la persona que solicita el subsidio tiene derecho a él, informó el secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea.

La lista de compañías podría ampliarse en las próximas semanas, pues continúan las negociaciones con empresas de telecomunicaciones, en las que participan personal de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), el Negociado de Telecomunicaciones y Educación, indicó Hernández Pérez.

En conjunto, las siete compañías participantes ofrecen cobertura de servicio de internet a toda la isla, incluyendo Vieques y Culebra, informó Aafaf a este diario.

Hernández Pérez explicó que la ayuda puede usarse para costear la mensualidad de un plan de internet, la instalación del servicio o la compra de equipo necesario, como ‘routers’, antenas o módems, entre otros. Asimismo, cubriría los cargos de activación, tarifas regulatorias e impuestos, añadió.

“Para algunas familias, esto puede significar el pago total de los gastos. Para otras, puede ser esencialmente un subsidio de los servicios”, expresó.

El secretario detalló que los 276,413 estudiantes matriculados en el sistema público, así como 26,000 docentes, son elegibles para la ayuda económica. Esto incluye a los estudiantes de escuelas chárter y aquellos que reciben vales educativos para estudiar en colegios privados o universidades, pues cuentan con un número de SIE.

La negociación y contratación con las compañías de telecomunicaciones que validarán los subsidios las encabeza Aafaf debido a los problemas que ha tenido Educación con adquisiciones anteriores de equipo tecnológico -como las computadoras portátiles-, reconoció Hernández Pérez.

Educación recibió una asignación de $349 millones para las escuelas primarias y secundarias mediante la ley Cares, que se suman a $47.8 millones asignados a la oficina de la gobernadora.

La adquisición de equipos para proveer conexión a internet a los estudiantes de escuelas públicas fue parte del plan que entregó Educación antes del verano para detallar el uso que daría a los fondos federales asignados mediante la ley Cares. En el Plan Estatal del Departamento de Educación se indica que se destinarían $54 millones para la compra de “hotspots”, pero esa cifra solo contemplaba el 30% de la matrícula estudiantil.