En esta imagen de archivo, tomada el 8 de septiembre de 2020, un operario de Pacific Gas and Electric observa las llamas del incendio Creek Fire desde la autopista 168 cerca de Alder Springs, California.
En esta imagen de archivo, tomada el 8 de septiembre de 2020, un operario de Pacific Gas and Electric observa las llamas del incendio Creek Fire desde la autopista 168 cerca de Alder Springs, California. (The Associated Press)

San Francisco — Pacific Gas & Electric podría cortar el suministro eléctrico a más de un millón de personas en California desde el domingo para evitar posibles incendios ante la vuelta de un clima seco y ventoso a la región, anunció la compañía de servicios el viernes.

La mayor empresa de servicios de Estados Unidos dijo que podría dejar sin luz a clientes en 38 condados, incluyendo la mayoría de los de la bahía de San Francisco, ya que la previsión meteorológica contempla el regreso del clima seco y con rachas de viento que amenazan con derribar o afectar al tendido eléctrico u otros equipos, a los que en los últimos años se les atribuyó enormes y letales fuegos en el centro y el norte de California.

Se espera que los cortes preventivos comiencen el domingo en la mañana y se prolonguen hasta el martes, afectando a 466,000 viviendas y negocios, o a más de un millón de residentes asumiendo que en cada casa y local comercial hay entre dos y tres personas.

Los cortes están previstos para partes del Valle de Sacramento, el norte y el centro de Sierra Nevada, zonas elevadas de la bahía de San Francisco, las montañas Santa Cruz, la costa central y partes del sur del condado de Kern.

Entre los afectados habría 19,000 clientes en partes del condado de Butte, donde en 2018 un incendio provocado por equipos de PG&E destruyó gran parte de la localidad de Paradise y mató a 85 personas.

La previsión para la zona alerta de “los niveles de humedad más secos y los vientos más fuertes de lo que va de temporada de incendios”, dijo el comunicado de PG&E.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió advertencias de nivel rojo para muchas zonas, prediciendo vientos de 35 mph o más en San Francisco y en elevaciones bajas, y de hasta 70 mph en algunas montañas. Preocupa que cualquier chispa pueda provocar llamas que arrasen arbustos secos y montes.