El tratamiento de la psoriasis incluye modalidades tópicas, terapia con luz ultravioleta, agentes sistémicos y terapia con agentes biológicos. (Shutterstock.com)
El tratamiento de la psoriasis incluye modalidades tópicas, terapia con luz ultravioleta, agentes sistémicos y terapia con agentes biológicos. (Shutterstock.com)

El riesgo de contagio con COVID-19 es una de las grandes preocupaciones y temores de la gran mayoría de las personas en estos días. Pero más aún para aquellos con enfermedades como la artritis psoriásica, una dolencia crónica autoinmune que se caracteriza por inflamación en las articulaciones -con enrojecimiento, hinchazón, dolor y pérdida de la función articular- y lesiones de psoriasis (manchas rojizas con placas blancas o plateadas) en la piel.

Precisamente, “hay una preocupación genuina por parte de los pacientes ante la epidemia de coronavirus que enfrentamos y el riesgo que eso supone”, acepta la reumatóloga Ileana Vázquez Otero, vicepresidenta de la Asociación de Reumatólogos de Puerto Rico.

“Los medicamentos que se utilizan en el tratamiento de enfermedades como la artritis psoriásica pueden predisponer al paciente a contraer infecciones más fácilmente. Es así debido a que su mecanismo de acción busca suprimir las respuestas inflamatorias que son necesarias para combatir la entrada de patógenos a nuestro cuerpo”, explica la especialista, mientras enfatiza que estos medicamentos no necesariamente van a predisponer al paciente a contagiarse con COVID-19 en la comunidad.

De hecho, la reumatóloga resalta que si la enfermedad reumática no está controlada también pone al paciente en riesgo. “El sistema inmunológico está defectuoso, así que siempre es mejor tener la enfermedad controlada, además de que evitas tener que visitar médicos o salas de emergencia debido a exacerbaciones, lo que también te expone. Así que les exhortamos a todos los pacientes a que se mantengan utilizando sus medicamentos para sus condiciones y en caso de que haya una exposición (al coronavirus) o si cree que se ha contagiado, vaya a su médico antes de tomar alguna decisión respecto al tratamiento”.

Según la doctora Vázquez Otero, los estudios científicos mencionan que la edad y tener enfermedades crónicas adicionales son los factores de mayor riesgo para desarrollar peores complicaciones por el COVID-19 en pacientes con enfermedades reumáticas. Por eso se recomienda evitar que el paciente visite sitios en los que hay aglomeración de personas y que opte por la telemedicina en vez de citas presenciales con su médico, por ejemplo.

“Si hubo exposición, confirmación de infección con prueba de PCR o cuadro clínico sugestivo, se recomienda que se discuta con su reumatólogo o dermatólogo para determinar el plan de tratamiento a seguir”, advierte la especialista, mientras enfatiza en la importancia de que los pacientes de artritis psoriásica utilicen todas las medidas de seguridad disponibles para evitar riesgos. Entre ellas, el uso de mascarilla, distanciamiento físico entre personas y lavado de manos frecuente.

Según la reumatóloga, la Fundación Nacional de Psoriasis ha creado un grupo especializado de expertos para asuntos relacionados al COVID-19 y han publicado un borrador de recomendaciones generales en la revista científica de la Academia Americana de Dermatología que son muy semejantes a las ya distribuidas por el Colegio Americano de Reumatología. Entre ellas, se indica que la condición de psoriasis, de artritis psoriásica y sus tratamientos no alteran de forma significativa el riesgo de contraer el virus o de tener peores consecuencias a causa del virus.

“Se recomienda que, si no hay infección con coronavirus, se debe continuar con los tratamientos incluyendo los inmunosupresores. Y vuelven a recalcar la importancia de evaluar cada caso en particular para determinar cambios en los tratamientos de estos pacientes en caso de infección”, agrega la reumatóloga.

Dolencia compleja

La artritis psoriásica, que afecta al 2% de la población (hombres y mujeres por igual), es una forma de artritis que aparece en algunas personas que ya tienen psoriasis, una afección en la que aparecen manchas rojas en la piel cubiertas con escamas plateadas.

Según información publicada por Clínica Mayo, la artritis psoriásica ocurre cuando el sistema inmunitario comienza a atacar células y tejidos sanos. “La respuesta inmunitaria anormal causa inflamación en las articulaciones, así como la sobreproducción de células de la piel”, agrega la información, donde también se mencionan factores de riesgo genéticos y ambientales.

Además, en la mayoría de las personas los síntomas en piel ocurren primero seguido de la artritis, aunque entre un 10 a un 15% de los pacientes, la artritis puede preceder la manifestación en piel.

“La psoriasis solamente aparece en piel, pero sigue siendo una enfermedad autoinmune. Y cuando hay artritis se afectan la piel y los huesos”, explica la doctora Vázquez Otero.

Cabe resaltar que el dolor articular, la rigidez y la hinchazón son los principales signos y síntomas de la artritis psoriásica. De la misma forma, puede afectar cualquier parte del cuerpo, incluido las puntas de los dedos y la columna vertebral.

Al momento no hay una cura para esta enfermedad. Por eso, el tratamiento se enfoca en controlar la inflamación de las articulaciones afectadas para prevenir el dolor articular y la discapacidad con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, así como los modificadores de la enfermedad que retrasan la evolución de la artritis psoriásica y ayudan a disminuir el daño a las articulaciones y otros tejidos. También se utilizan los medicamentos inmunosupresores y los agentes biológicos, también conocidos como modificadores de la respuesta biológica.

Día mundial de la psoriasis

La Asociación Puertorriqueña de Ayuda al Paciente de Psoriasis (APAPP) llevará a cabo un evento virtual libre de costo, el sábado 24 de octubre, de 9:00 a. m. a 11:30 a. m. a través de la plataforma Facebook y YouTube bajo el nombre APAPPSORIASIS.

Durante la actividad, diferentes especialistas médicos hablarán sobre el impacto del COVID- 19 en el paciente de psoriasis desde la perspectiva de salud mental, la importancia de la continuidad de los tratamientos en tiempos de pandemia, la actividad física, investigaciones clínicas en desarrollo y la suplementación. También se discutirá sobre actualidades en diagnósticos y tratamientos en la artritis psoriásica.

Este evento está abierto al público en general. Para más información pueden acceder a la página de APAPP en Facebook y Twitter APAPPsoriasis. También pueden enviar mensaje de texto al (787) 376-7604 o al correo electrónico psoriasispr@gmail.com