El espectáculo de los Rayos Gamma "Pandemia Política" tendrá un costo de $15. De izquierda a derecha: Silverio Pérez, Jacobo Morales y Sunshine Logroño.
El espectáculo de los Rayos Gamma "Pandemia Política" tendrá un costo de $15. De izquierda a derecha: Silverio Pérez, Jacobo Morales y Sunshine Logroño. (ELNUEVODIA.COM)

El 1 de noviembre, a solo dos días de las elecciones generales, los puertorriqueños tendrán una última oportunidad para conocer más sobre los candidatos a todos los puestos electivos bajo lo óptica satírica de Los Rayos Gamma. Ese día, a las 8:00 p.m. el trío compuesto por Jacobo Morales, Silverio Pérez y Sunshine Logroño ofrecerán al público una mirada humorística a los pasados cuatro años a nivel político y social en Puerto Rico y Estados Unidos.

“Este espectáculo va a durar una hora y media aproximadamente y, a diferencia de aquellos que presentamos en los teatros, va a ser uno hecho para las redes sociales”, explicó el comediante Sunshine Logroño. “Lo grabamos en Wapa TV en uno de sus estudios con todo su equipo y lo llevamos a un ritmo mucho más rápido de lo que usualmente lo hacemos en teatro. Originalmente este espectáculo, estaba planificado para presentarse hace seis meses. Pero con todo lo de la pandemia, las órdenes ejecutivas, lo hemos tenido que posponer varias veces”.

Aunque van a utilizar un segmento que estaba hecho para el espectáculo cancelado a modo de recuento de este cuatrienio, el libreto cambió completamente. En parte por todo el nuevo material que le han dado los políticos en los pasados meses. “No es culpa de nosotros que haya cambiado el material, son los políticos los que nos siguen cambiando el libreto todas las semanas”, comentó de forma jocosa Logroño.

Algo que se mantiene casi intacto en las rutinas de comedia y sátira de Los Rayos Gamma es la figura del político puertorriqueño, el cual actúa prácticamente igual que hace 50 años cuando este grupo de teatro musical se fundó. “El político, tan pronto entra en esa burbuja que se llama Capitolio o Fortaleza, se rodea de un montón de gente que les tira como una sábana por encima y no les permite ver más nada a su alrededor y siguen cometiendo los mismos errores”, explicó Silverio Pérez, quien estuvo acompañado de su guitarra durante la entrevista por remoto. “Y ya verás lo que va a pasar en las elecciones, donde los que no aprendieron la lección, recibirán su cantazo. Si no se aprende, se choca con la misma pared. Mientras tanto, nosotros seguiremos sacando partido de los errores de los políticos que no aprenden”, contestó Pérez mientras reía.

Aquellos que no quieran perderse este espectáculo de sátira política debe acceder a la página http://www.losrayosgamma.com/ o dirigirse a prticket.com y pagar $15. En un mensaje le llegará el código que debe insertar la noche del 1 de noviembre.

Para los artistas, esta es una buena inversión de dinero, ya que los espectadores recibirán tres elementos muy importantes. “Primero, van a poder reírse. Que mucha gente hace tiempo que tal vez no se ríen en medio de una situación tan crítica como la que estamos viviendo y la risa es sanadora”, profundizó Pérez. “Además de eso, ofrecemos reflexión para la gente, que me parece importante en este momento que estamos viviendo y lograrlo a través del humor. Tercero, de esta manera mantenemos la tradición satírica que los Gamma han perfeccionado desde la fundación. Me parece que la gente va a poder vivir desde la comodidad de su casa a esta leyenda viva que son Los Rayos Gamma”.

Ante la nueva realidad, a los veteranos integrantes de Los Rayos Gamma no les ha quedado más remedio que unirse al movimiento digital para seguir vigentes y mantenerse en contacto con su público, aunque sea a la distancia. “Te digo la verdad, para mí es inigualable el contacto directo con la gente, pero en la vida tenemos que adaptarnos a distintas situaciones y eso es parte de los recursos que uno va a desarrollando como persona”, mencionó Jacobo Morales. “No cambio el contacto directo con la gente por nada, pero las circunstancias son así. Vamos adelante tratando siempre lo posible de que, aun cuando hay distanciamiento en el sentido físico, no lo haya en el sentido anímico y espiritual”.