Justin Turner celebra su cuadrangular en la primera entrada del tercer partido de Serie Mundial contra los Rays. (Tony Gutierrez)

Arlington - La barba tupida, la mancha de alquitrán de pino en la parte posterior de su camiseta número 10 de los Dodgers de Los Ángeles y todos esos hits de postemporada.

Eso es ‘Octubre Rojo’.

Justin Turner es una de las constantes de los Dodgers durante su tercera Serie Mundial en cuatro años, y su jonrón que igualó la marca de Duke Snider en la primera entrada del tercer juego los puso adelante para mantenerse en camino a una victoria por 6-2 el viernes por la noche, con ventaja de 2-1 sobre Tampa Bay y a medio camino de su primer campeonato desde 1988.

A un mes de cumplir 36 años, Turner también anotó después de un doble de dos outs y mostró un guante ingenioso en la tercera base.

“Él es el corazón y el alma de este equipo, ha sido el corazón y el alma”, dijo el receptor Austin Barnes, quien conectó también un jonrón. “J.T. es un gran jugador para nosotros. Confiamos en él todo el tiempo", agregó.

Esa mancha creada por las agresivas abanicadas durante los calentamientos puede cubrir la mitad de su nombre en su espalda, pero Turner es una figura muy familiar en octubre: este fue su decimoquinto juego de Serie Mundial.

Turner, quien a principios de este mes superó a Steve Garvey por la mayor cantidad de hits en postemporada en la historia de la franquicia, conectó jonrón solitario en la entrada inicial ante Charlie Morton para igualar los 11 jonrones de Snider, el jardinero central del Salón de la Fama que jugó para los campeonatos de la Serie Mundial de los Dodgers en Brooklyn y Los Ángeles. Las 40 carreras impulsadas de Turner son el récord de postemporada de los Dodgers.

“Significa que tuve la oportunidad de jugar en muchos equipos de béisbol realmente buenos, jugamos mucho en octubre y obtuve muchos turnos al bate”, dijo Turner.

“Obviamente es algo en lo que no creo que haya pensado nunca, o que nunca se me haya pasado por la mente, pero algo es muy bueno de lo que puedo hablar cuando terminemos de jugar ... termine esto y gane dos juegos más”, añadió.

Todos los jonrones de postemporada de Turner han llegado en las últimas cinco temporadas. Solo Nelson Cruz (17) y Jim Edmonds (13) han pegado más jonrones en la postemporada luego de cumplir 30 años, después de ninguno antes de eso.

Su récord de 18 dobles de postemporada llegó en la tercera entrada antes de anotar con un sencillo de dos carreras de Max Muncy para una ventaja de 3-0. Turner tuvo un par de buenas jugadas en la mitad inferior, retrocediendo para fildear un rodado fuerte y haciendo un tiro largo para retirar a Willy Adames, luego se estiró para agarrar un roleta caliente de Mike Zunino que inició una doble jugada final de entrada.

Y esos llegaron cuando el versátil infielder no estaba deambulando durante los diversos cambios defensivos incorporados por los Dodgers. A menudo está en movimiento después de dos strikes, aventurándose desde más cerca de la tercera base al otro lado de la segunda.

Si bien estaba bateando solo .216 desde el final de la temporada regular antes del tercer choque, Turner se fue de 5-2 para extender su racha de embaserse en postemporada a 11 seguidos.

“Esta postemporada en particular no ha sido tan buena para mí personalmente, pero me he estado esforzando”, admitió Turner. “Finalmente me sentí un poco mejor”.

Turner tiene 75 hits en 69 juegos de postemporada, todos con los Dodgers desde 2014 después de unirse al equipo como agente libre. Pasó el récord de 63 hits de Garvey en el tercer partido de la Serie Divisional de la Liga Nacional contra San Diego en Globe Life Field, el nuevo estadio de béisbol de los Texas Rangers donde también se juega la Serie Mundial.

Eso se produjo después de que bateó .307 en la temporada regular, que terminó alcanzando la base de manera segura en 31 juegos consecutivos con apariciones en el plato.

“Es solo preparación y repetición, y no temer hacer ajustes de un tono a otro y de turno a tuno”, indicó Turner. “Solo saber lo que está bien y lo que no se siente bien”.

Turner está en el final de un contrato de cuatro años y $64 millones que consiguió en la agencia libre para volver a firmar con los Dodgers antes de la racha actual de apariciones en la Serie Mundial. Ha sido parte de siete de sus ocho títulos consecutivos de la División Oeste de la Liga Nacional.

“Para mí, estoy feliz de estar en el dugout con él”, dijo el jardinero derecho de primer año de los Dodgers, Mookie Betts, quien firmó por 12 años más. “De hecho, puedo pasar algún tiempo con él, siempre estuve en la otra liga mirando desde lejos. Con solo ver lo que hace todos los días, es divertido ser parte de él", añadió.