Yadier Molina, de los Cardenales de San Luis. (Jeff Roberson)

El veterano receptor puertorriqueño de los Cardinals de San Luis, Yadier Molina, criticó el jueves el procedimiento de selección de finalistas para los premios de Guante de Oro al no figurar entre los candidatos al galardón este año.

En la Liga Nacional, los nominados de la temporada 2020 fueron Tucker Barnhart, de los Reds de Cincinnati; Wilson Contreras; de los Cubs de Chicago; y Jacob Stallings, de los Pirates de Pittsburgh.

Molina, de 38 años, suma nueve Guantes de Oro en su carrera, el último ganado en 2018. Molina es el tercero de todos los tiempos con más trofeos otorgados por la compañía Rawlings, detrás de los miembros del Salón de la Fama, Johnny Bench (10) y el boricua Iván Rodríguez (13).

“Respeto a todos los finalistas en la receptoría en la liga nacional 2020! Ahora... veo una injusticia a los que deciden quién o no...no sé si es MLB o quién sea pero está claramente que no quieren que este boricua jibarito empate con el gran Johnny Bench”, escribió Molina en su cuenta de Instagram adjunto a una foto con el último Guante de Oro que recibió.

“... Es una pena q me juzguen por no apoyar en nada a la liga y no ser el “puppet” de ellos.. Para mí a mis 38 años sigo siendo el mejor .. pregúntele a cada catcher en la mlb y ellos te dirán !!!”, agregó.

Sin duda, Molina es reconocido por su pares como uno de los mejores receptores activos en las Grandes Ligas. Este año, conectó su hit 2,000, convirtiéndose en el duodécimo receptor en la historia que llega a tal cifra, según Major League Baseball (MLB).

Este año, Molina jugó 42 partidos de los 60 de la acortada temporada pese a que un contagio de COVID-19 lo dejó fuera unas semanas del terreno de juego. Cometió cinco errores para un porcentaje de fildeo de .985, fusiló a cinco corredores, mientras que seis lograron robar bases para un 45 por ciento.

En comparación con los nominados, Barnhart, ganador del premio en 2017, estuvo detrás del plato en 36 partidos sin cometer pifias. Sacó fuera a ocho corredores y 14 lograron robarle bases para un 36 por ciento. Contreras inició 39 encuentros, cometió tres errores y eliminó a nueve de los 17 corredores que le robaron bases para un 35 por ciento.

Stallings, por su parte, comenzó en 40 desafíos para tres errores cometidos. Sacó a nueve corredores de los 18 que le robaron bases para un 33 por ciento.

Los Guantes de Oro, que se entregan desde 1957 por Rawlings, honran a los mejor jugadores en defensa, utilizando una combinación de estadísticas defensivas adjunto con efectos visuales para determinar el ganador. Son elegidos por dirigentes y coaches de cada equipo de las Mayores, que no pueden votar por jugadores de su misma organización.