Charlie Morton, de los Rays de Tampa Bay, suma siete victorias seguidas en los playoffs como abridor y relevista. (Chris O'Meara)

CARLINGTON, Texas. Lenta y calladamente Charlie Morton se ha convertido en uno de los lanzadores más dominantes en la historia de la postemporada.

Será abridor en el tercer juego de la Serie Mundial con los Rays de Tampa Bay (con la serie igualada 1-1) con la oportunidad de empatar el récord del cubano Orlando Hernández de ocho triunfos consecutivos en la postemporada, de acuerdo con Elias Sports Bureau. De imponerse a los Dodgers de Los Ángeles y conseguir su sexta victoria seguida en playoffs como abridor, se acercará a una marca de Bob Gibson.

Algo poco común para un pitcher que Pittsburgh cambió por un jugador de liga menor hace cinco años y un derecho que cumplirá 37 años en tres semanas y que fue elegido para su primer Juego de Estrellas en el 2018.

“No me levanto en la mañana y digo que es mi momento de brillar. Diría que me levanto y me pregunto si he hecho lo que debo hacer para estar listo para lo que me han pedido que haga”, dijo Morton.

El as Walker Beuhler será el abridor con los Dodgers.

Aunque no hay viajes en la primera Serie Mundial disputada en una sede neutral, los equipos tuvieron un día de descanso, a fin de darle a los relevistas tiempo para recuperarse.

Ambos equipos decidieron no realizar entrenamientos completos, aunque algunos jugadores lanzaron en el jardín del Globe Life Field con el techo puesto y varios lanzamientos en el bullpen.

Morton derrotó a Houston el sábado en el séptimo encuentro de la Serie por el Campeonato de la Liga Americana en San Diego, permitiendo dos imparables en 5.2 entradas sin anotación para convertirse en el primer lanzador con triunfos en cuatro juegos para definir una serie.

Lanzó con Houston en el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana del 2017 ante los Yanquis de Nueva York y ante los Dodgers en el juego de la Serie Mundial dem ese mismo año. Posteriormente, firmó por $30 millones y dos años con los Rays tras la campaña 2018 y venció a Oakland en el partido por el comodín en el 2019.

Morton está 3-0 con una efectividad de 0.57, permitiendo 11 hits en 15.2 entradas, 17 ponches y cuatro bases por bola.

“Definitivamente es un grande en la postemporada”, dijo el mánager de los Rays, Kevin Cash. “Creo que es su enfoque, su comportamiento. No ves la diferencia. No ves la ansiedad”.

Tuvo foja de 46-71 en sus primeras nueve temporadas en las Grandes Ligas con Atlanta, Pittsburgh y Filadelfia, superó una cirugía Tommy John en el 2012 y operaciones de cadera en el 2012 y 2015. Desde entonces tiene marca de 47-18.

Espigado y subestimado, Morton vive en Bradenton, Florida. Ha hablado de la posibilidad de retirarse si los Rays declinan su opción de $15 millones para la próxima temporada.

“Se preocupan por todos, cada día”, dijo sobre la organización. “Y si un equipo así me quiere de regreso el próximo año, estaré honrado y me sentiré privilegiado de seguir jugando”.