Justin Peterson, nombrado por el presidente Donald Trump a la Junta de Supervisión Fiscal. (Página de DCI Group) (Suministrada)

Washington D. C. - Como nuevo miembro del ente fiscal, Justin Peterson – quien representó un grupo de bonistas generales enfrentados al gobierno de Puerto Rico-, ha reafirmado su intención de darle un vuelco al funcionamiento de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y no ha titubeado en entrar en batallas políticas.

En una serie de tuits, Peterson – quien ha indicado que fue enviado a la JSF por el presidente Donald Trump para implantar “transparencia y eficacia”- criticó específicamente el trabajo del Comité de Acreedores no Asegurados (UCC, en inglés), al que le imputó “quitarle” millones de dólares a Puerto Rico.

“Vienen cambios”, indicó Peterson sobre una Junta que tiene en este momento cuatro integrantes, tres de ellos recomendados por republicanos, y tres vacantes.

Peterson representó por lo menos hasta julio de 2018 a un grupo de bonistas de obligaciones generales que se opuso a que el gobierno de Puerto Rico tuviera un mecanismo para reestructurar su deuda pública. El UCC ha cuestionado que esos acreedores tengan un trato preferente al momento de distribuir los pagos de la deuda pública de Puerto Rico.

Al responder a un tuit en el que se mencionaba que a “muchos jubilados” bonistas del gobierno de Puerto Rico no se les paga desde 2016, Peterson sostuvo que “nada encarna más esto que la desvergonzada UCC”.

También reafirmó que quiere utilizar su posición en la JSF para limitar los gastos del ente fiscal y acelerar los acuerdos para reestructurar la deuda, para acabar con la ley Promesa.

La congresista Nydia Velázquez (Nueva York) – quien es parte del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja con jurisdicción sobre la ley Promesa-, preguntó a Peterson por Twitter si al decir que quiere acelerar los acuerdos, piensa en trabajar para el pueblo de Puerto Rico “o sus amigos de su época como cabildero de los bonistas”.

Peterson respondió a Velázquez, demócrata boricua, con la carátula del libro de Trump, “El arte de lograr acuerdos” y la acusó de no trabajar para el pueblo de Puerto Rico, además de recordarle que votó a favor de la ley Promesa.

El excongresista demócrata puertorriqueño Luis Gutiérrez salió en defensa de Velázquez, para indicarle a Peterson que mientras él defendía “fondos buitres”, la congresista boricua se aseguraba de que Puerto Rico recibiera asistencia de salud, vivienda y alimentaria. También indicó que Peterson, como el presidente Trump, degrada a las mujeres y solo pretende “saquear la isla”.

Peterson le respondió con otra imagen de Trump en la que se dice que “cada vez que la izquierda demuestra cuan locos están”, el presidente de Estados Unidos gana otro seguidor.

Hace uno días, Peterson – identificado con los republicanos-, elogió a la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, a quien le donó $2,700 el 30 de junio de 2016. González también ha rechazado su designación.

“La babilla que tiene este buitre de atacar a la campeona de Puerto Rico en el Congreso.Mientras, Peterson luchaba a favor de Doral, contra el capítulo 9 para (Puerto Rico) y a favor de los reyes de los buitres Aurelius. Vergüenza le debe dar a este personaje"”, reaccionó el estratega demócrata Federico de Jesús, -quien fue subdirector de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) durante parte del gobierno de Alejandro García Padilla y primer portavoz hispano de la campaña presidencial de 2008 del ahora expresidente Barack Obama-, tras las criticas de Peterson a Velázquez.

Como el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona), los legisladores demócratas boricuas – incluida Velázquez-, han impulsado una legislación que permitiría reformar la ley Promesa, en busca de suavizar sus medidas de austeridad, cancelar deuda no asegurada y auditar la deuda, entre otras cosas.

Junto a los demócratas puertorriqueños, Grijalva reclamó esta semana a la JSF una investigación “exhaustiva e independiente” sobre las denuncias de que fondos de cobertura de riesgo pueden haberse beneficiado de “información privilegiada” en el proceso de reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico.

A principios de agosto, congresistas demócratas de Nueva York, incluidos los tres boricuas de ese estado – Velázquez, Alexandria Ocasio-Cortez y José Serrano-, solicitaron a la fiscal general estatal, Letitia James, que investigue las actuaciones de varios fondos de cobertura de riesgo en el proceso de reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico, incluidos Aristeia Capital. Whitebox Advisors, Taconic Capital Advisors y GoldenTree Asset Management.

La comisionada González, por su parte, dio a conocer una carta en la que solicitó también a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) investigar de forma exhaustiva el posible uso de información privilegiada por parte de tenedores de bonos.

En su misiva, la comisionada González indicó que esas denuncias “lanzan serias dudas sobre la legalidad” de los acuerdos de reestructuración de deuda ya aprobados.

Al reaccionar a la carta de la comisionada González, los miembros de la Coalición de Deuda Constitucional Legítima (CDCL) indicaron que “respetaron y cumplieron con todos los elementos del protocolo de mediación y las restricciones comerciales durante el período en que negociaron con la (Junta de Supervisión Fiscal)”.

“Como acreedores con inversiones a largo plazo en Puerto Rico, nuestros miembros consistentemente han entrado en un diálogo de manera constructiva y transparente con la Junta para facilitar que el Estado Libre Asociado salga oportunamente de la quiebra y se recupere económicamente”, agregó la declaración de CDCL.