Mayra Montero

Mayra Montero

Escritora

 

lockPara suscriptores

La boda de ella

El hecho de que un grupo de celebrantes anteponga la vanidad, y a la semana empiecen a moquear, no afectaría a nadie si no fuera porque van a parar a un hospital donde van a llegar otros enfermos de COVID, enfermos por estar trabajando, o yendo a la visita obligada al médico, dice Mayra Montero

lockPara suscriptores

El gran día de las almohadas

Luego inexorablemente nos arrepentimos. ¿Por qué no agarré una ‘miniwafflera’, que es como una reafirmación, una perfecta alegoría de la soledad bubónica? ¿Y por qué no agarré la cafetera de control digital, de doce tazas?, se pregunta Mayra Montero

lockPara suscriptores

Los antivacunas como hongos

No nos mareen con la bobería de ‘¿por qué tienen tanta prisa en comprar las neveras?’. Genios incomparables, escuchen: las neveras de ese tipo no se fabrican de un día para otro, escribe Mayra Montero

lockPara suscriptores

Los turistas responsables

Mayra Montero indica que nadie que viaje sin necesidad en esta época pandémica puede ser responsable

lockPara suscriptores

Sin Observatorio, no nos ven

Lo que sucede con el Observatorio, el Conservatorio de Música y en el Coliseo Roberto Clemente es un bochorno atroz, y el único consuelo es este: los alienígenas, incomunicados, no nos están mirando”, dice Mayra Montero

lockPara suscriptores

Fraude son ellos

Ya Pierluisi juramentó una vez y tuvo que echarse atrás. Tiene práctica, así que supongo que no tendrá inconveniente en esperar unos meses, total, la transición con la gobernadora está del otro lado, dice Mayra Montero

lockPara suscriptores

Microadministrar el país

Por el tono que usó Justin Peterson, no hacía falta que agregara nueva o vieja. Hubiera bastado con decir: “Aquí hace falta sangre”, a secas. A mí se me heló la mía, dice Mayra Montero

lockPara suscriptores

La vanidad y el récord de contagios

La gran trampa de las elecciones no son los estúpidos maletines, sino el entrampamiento de los que hicieron llamados por las redes y arengaron a sus adeptos para que acudieran a vitorearlos, dice Mayra Montero

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: